Vista aérea del parque Manuel Granero

Las mejoras del parque amenazan la arboleda

Memoria del parque que no queremos

Pone en grave riesgo toda la arboleda, no sólo la del eje central sino también la de los parterres. El cambio de superficies y niveles obligará a la entrada de maquinaria pesada, a la excavación en 50-60 cm de profundidad, a la retirada del pavimento actual, a apisonado, al hormigonado, etc. Todo ello supondrá una agresión irreversible para las raíces de los árboles que, como puede verse en las imágenes, son muy superficiales e incluso sobresales sobre la arena morterenca actual.